viernes, 16 de abril de 2010

Pedofilia en la Iglesia Católica

La pedofilia es una de las mayores aberraciones que se conoce en el mundo. Abusar de la inocencia de un ser que comienza su recorrido por este mundo, no hace sino que advertirnos sobre los desequilibrios que puede alcanzar la mente humana.

La confianza depositada en ciertos individuos de poder, ciega muchas veces a familias completas que no toman conciencia del peligro que corren sus hijos, quienes son los más vulnerables.

¿Será esa la razón que da pié a muchos pedófilos entrar al sacerdocio? O ¿Será la conducta pedófila una consecuencia del celibato que enfrentan los sacerdotes de la Iglesia Católica?

Según datos del SENAME1, el 80% de los abuso a menores son realizados por un conocido o familiar de la víctima, lo que nos lleva a pensar en una constante lógica que se repite: la confianza.

Este factor es preponderante, debido a que el sacerdote genera unión con su feligrés que conduce a vivir una vida vinculada a las acciones que impone la Iglesia, muchas de esas son sólo dogmas que con el tiempo sean trasformado en leyes canonícas.

Son estas mismas creencias las que convierten a la Iglesia Católica en protagonista, rodeado de sombras que nos trasladan a los tiempos del oscurantismo medieval y que nos sorprende en nuestra época.

Las acusaciones que enfrenta el Papa Benedicto XVI, han remecido a toda la sociedad cristiana. La propia acción de pensar que el manda más católico encubre a estos delincuentes, por la sola acción de no ensuciar la institución, exaspera. Poner por sobre la fe el organismo eclesiástico genera entre los fieles un sin número de preguntas, las cuales abren el debate sobre el real rol de la Iglesia Católica Apostólica Romana en el siglo XXI.

La conducta de Joseph Ratzinger anterior a su envestidura como Papa, en relación al tema, ha demostrado una falta de compromiso con la gente y revelan un interés desalmado por conservar el poder y la influencia que tiene este, desde hace 17 siglos.

Ciertamente, el celibato no produce una desviación sexual como es la pedofilia. Pero sí genera un estrés en la conducta del sacerdote que desemboca muchas veces en escándalos. Se ha sabido durante centenares de años que muchos curas han hecho familia con mujeres y tienen hijos como cualquier hombre, lo cual no genera problemas en la mayoría de la gente.

Una discusión seria y abierta. Un concilio donde todos los temas tabú y dogmaticos sean hablados, será por cierto tema en un futuro cercano. La iglesia pide a gritos un cambio y justicia para los responsables de semejantes aberraciones.

Cuando la justicia divina no se hace presente, la del hombre debe imperar.

1 http://www.pediatraldia.cl/01PBFULL/TVNpedofilia.htm; Dr. Pedro Barreda “Se calcula que una de cada cuatro niñas y uno de cada ocho niños serán sexualmente agredidos antes de cumplir 16 años. En el 90 por ciento de las veces el abusador es un hombre y en más de un 80 por ciento de los casos será un conocido, por no decir un familiar cercano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada